Héroes de cuatro patas

separator

Se acerca la Navidad y con ella los regalos. Seguro que este año quieres sorprender a tu familia con ese regalo especial e inesperado, o quizás ese regalo que tanto tanto tanto te han pedido durante el año. Quizás has pensado que “ese” regalo puede ser un perro o un gato… No obstante, esta no es una decisión que se puede tomar a la ligera y/o impulsivamente, no es “ese regalo de última hora porque este año no sé qué regalar”… Porque ese nuevo miembro de vuestra familia influirá en vuestras dinámicas familiares, requiere tiempo, dedicación y un compromiso de todos los miembros de la familia. ¿Por qué digo esto? Porque muchos de los animales que se regalan en Navidad son tristemente abandonados.

Según los datos de la Fundación Affinity sobre el abandono de animales en España, el pasado año fueron recogidos más de 140.000 perros y gatos (106.781 perros y 33.410 gatos). De estos, el 43% de perros y el 40% de gatos habían sido regalados a sus propietarios.

Tras estos números hay miles de historias, una por cada animal abandonado a su suerte. Y, como ya estaréis imaginando, por desgracia no todas tienen un final feliz. Podría hacer un post por día con decenas de historias sobre animales abandonados y/o maltratados y seguramente tendría entradas aseguradas para muchos años. Y esto sí que me da pena.

Todos los animales que han sido maltratados y abandonados, TODOS, merecen una nueva oportunidad. La cifra de adopciones en nuestro país es muy baja (tan sólo el 44% de los animales abandonados fueron adoptados). Estos perros y gatos son héroes de cuatro patas que están esperando encontrar de nuevo o por primera vez el calor de un hogar y de una familia que les quiera de verdad.

Y de esto saben muchos los chicos de El Galgo Senior – Perros Terapeúticos, una ONG de Alicante formada por varios jóvenes que luchan contra el maltrato que reciben los perros en España, rescatándolos del sufrimiento en el que viven, rehabilitándolos y buscándolos un hogar donde conozcan de verdad qué es el amor. Esta ONG se ocupa particularmente de galgos y los podencos, los cuales, como ya sabemos, son utilizados como máquinas por los cazadores y galgueros hasta que, claro está, dejan de correr lo suficiente.

Otro de los objetivos de esta gran ONG es salvar a los PPP (Perros Potencialmente Peligrosos). La fuerza y la pasión de estos perros es un arma de doble filo, ya que muchas personas los utilizan para su propio beneficio como, por ejemplo, las peleas clandestinas.

Estos son los nombres y las historias de algunos de los perros recogidos en el albergue de EGS – Perros Terapeúticos, algunos tienen una historia con final feliz y otros están aún esperando el calor de un hogar.

Fotos de Iván Carbonell.